Ir al contenido

Unidad Nacional de Seguridad Vial

Presidencia de la República Oriental del Urguay
11/13/15

Cuesta arriba

Cómo se ve el mundo desde una silla de ruedas.

Cómo se ve el mundo desde una silla de ruedas.

En el mundo hay mil millones de personas con discapacidad; un 15% de la población mundial. En Uruguay son un 15% de la población. Son la minoría más grande del planeta y de nuestro país.

La estigmatización, discriminación y falta de cuidados hacen que la situación de estos uruguayos sea muy difícil.

El derecho al trabajo es fundamental y también es el principal instrumento para que se inserten en la sociedad y atenuar, en algo, su vulnerabilidad y la de sus familias.

Alvaro Hernández y Rúben Machín, trabajadores de ADEOM Canelones, desde sus sillas de ruedas, dieron testimonio frente a otros trabajadores; algunos de ellos también en silla de ruedas, producto de accidentes laborales.

De cara a la conmemoración del Día Mundial de Víctimas en el Tránsito, Hernández y Machín hablaron de las consecuencias que traen las imprudencias y de cómo cambia la vida y su visión cuando hay que sobre vivir a las secuelas de un siniestro.

Cómo sentirse parte de la sociedad después de sufrir una discapacidad; qué es dejar de sentir partes del cuerpo, pero estar lúcido; conocer simplezas cotidianas como es tener escaras a los veinte y poco de años; o perseguir la dignidad “llevar el pan a tu casa y sentirte libre” fueron algunos de los matices que trasmitieron frente a otros trabajadores y público en general.

Hernández, por ejemplo, tuvo un siniestro de tránsito en el año ’94. “Regresaba de una fiesta e hice una combinación que no se debe hacer: sueño, volante y alcohol. Pensé que por 12 kilómetros no me iba a pasar nada, no me iba a dormir. En seis kilómetros me dormí.” Y avanzó su relato con un “después del accidente viene lo más complicado”