Ir al contenido

Unidad Nacional de Seguridad Vial

Presidencia de la República Oriental del Urguay
InicioNoticiasListado de NoticiasCierre del primer ciclo de Capacitación a Repartidores en moto
5/31/17

Cierre del primer ciclo de Capacitación a Repartidores en moto

Cierre del primer ciclo de Capacitación a Repartidores en moto

Desde UNASEV se aboga para que “los zapatos amarillos” no sean más protagonistas de la siniestralidad vial.

El Dr. Gerardo Barrios, presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (UNASEV) fue uno de los oradores en el cierre del primer ciclo de capacitación a repartidores de moto.

Un emprendimiento coordinado y apoyado desde diversas instituciones como el Centro de Farmacias del Uruguay, CAMBADU, el INEFOP y el propio Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, además del PIT-CNT a  través de FUECYS, sindicato que agrupa a este tipo de trabajadores.

Barrios habló de la experiencia histórica que ha sido, desde su función en el área de la Salud, como emergencista médico, atender las “clave 1” (motociclista embestido).

Con esa referencia, y flanqueado por el representante de INEFOP, Fernando Figueredo, y el Director Nacional de Trabajo, Gerardo Rey, Barrios destacó la articulación entre instituciones de diversos órdenes para que los “zapatos amarillos” -la clase trabajadora- no sea protagonista de la siniestralidad vial.

“De nada vale decir que los motociclistas están muy expuestos, sino actuamos sobre ello” señaló. Pero ello destacó la complementación de los recursos disponibles puestos a disposición por las diferentes organizaciones y empresas.

Auguró que “la solidaridad entre los compañeros formados también va a hacer un cambio de actitud en muchos de los compañeros que hoy no tienen esta formación”.

“Esta es la demostración del compromiso que tenemos en los distintos niveles de Gobierno. Tenemos que demostrar que esto vale la pena. Que tiene que ver con la disminución de la cantidad de motociclistas que se involucran en siniestros de tránsito” dijo.

Finalmente resaltó que los 300 lesionados menos y 60 fallecidos menos que resultaron en 2016, muestran “una clara tendencia en que hay muchos menos motociclistas con lesiones, discapacidades y muertes, producto de estas acciones”.