Ir al contenido

Unidad Nacional de Seguridad Vial

Presidencia de la República Oriental del Urguay
InicioNoticiasListado de Noticias“Capaz que hoy cobras 5 pesos menos de propina; pero mañana estás trabajando “
12/19/16

“Capaz que hoy cobras 5 pesos menos de propina; pero mañana estás trabajando “

“Capaz que hoy cobras 5 pesos menos de propina; pero mañana estás trabajando “

Sobre este y otros conceptos se avanza en Uruguay con plan piloto de capacitación a repartidores en moto.

A propósito de una nueva estrategia que una serie de instituciones se han dado, y cuyo plan piloto se inició durante la segunda semana de diciembre, focalizando en repartidores en moto, que los certificará con un requisito obligatorio a partir de 2018, el Equipo de Comunicación de UNASEV conversó con el titular de la Academia, Luz Verde, la adjudicataria ganadora en Montevideo para llevar adelante esta instancia.

La situación de las motos y su resultado a nivel de siniestralidad vial es una inquietud para el Centro que dirige técnicamente Carlos Taddeo. Por eso cuando INEFOP hace el llamado, la Academia –que tiene un amplio abanico de áreas para aspirantes a conductor, prevención de siniestros y capacitación profesional para elevadores y plataformas, entre otras variantes- se suma a aspirar a aportar su granito de arena.

El espíritu del abordaje –explica Taddeo- es trasmitirles que el trabajo que ellos desempeñan, “no es necesario hacerlo con riesgos. Que se puede hacer de manera segura y con responsabilidad”. Para ello despeja dos grandes grupos de usuarios de motos: el que utiliza ese vehículo de manera recreativa y el que lo hace para trabajar. Particularmente los repartidores lo hacen para “llevar el jornal a su casa”. Es en ese sentido que las cifras del Banco de Seguros del Estado alertan sobre la relación 4-1 en referencia a personas lesionadas en siniestros laborales. “Esto es lo que les pasa a estos muchachos que trabajan en moto” señala Taddeo.

Existe un problema serio de desconocimiento de la Normativa de tránsito; por ello se incluye necesariamente el espíritu de la ley Nacional de Tránsito 18.191 y su complementaria 19.061. “Es difícil ponerlas en práctica cuando no se conocen las dimensiones de cumplimiento de las mismas o se asume un riesgo personal en los comportamientos.”

La capacitación piloto, que se dicta a los largo de tres jornadas, en dos tandas de 25 conductores, además de poner en conocimiento la legislación vigente, va por el lado del análisis y la reflexión. “Trabajamos en sensibilizar asumiendo las consecuencias de este tipo de riesgos; que vean a través de las estadísticas, qué es lo que está pasando”.

Se pone énfasis en la evitabilidad de los siniestros. “Esa es la diferencia entre siniestro y accidente” recalca el técnico. Desde los peatones, para los que también se dan clases de circulación vial, a quien circule en bicicleta, auto, camión, “se debe entender dónde están metidos cuando salen a la calle.”

Los siniestros en que participan motociclistas son un flagelo que nos ha superado a todos, señalan desde Luz Verde. “No puede ser que la franja etárea joven, sea la más afectada. Los costos sociales son altísimos y están destrozando nuestra sociedad” se lamenta.

Desde hace unos años, la Academia ofrece capacitaciones -además de en la capital del país- en Paysandú y Maldonado; por lo que nos pareció oportuno conocer su opinión sobre cuánto pesa el factor social en un repartidor de motos al integrarse al tránsito, teniendo en cuenta la idiosincracia en cada lugar.

Sin embargo, Taddeo puntualiza que más que las costumbres del contexto, incide el desconocimiento de las Normas, en este tipo de conductor de vehículos y en todo el resto. “Esto no es un tema de franjas sociales. El desconocimiento de la Ley, está presente en todas las franjas sociales y económicas. Estas malas prácticas se repiten en cualquier lugar.”

Para el técnico, lo que verdaderamente incide a la hora de valorar la inserción de los motociclistas repartidores en el tránsito, además del desconocimiento de la Ley, es la poca valoración de su vida. “Dependemos de la propina. A veces el cliente se enoja si demoramos y nos da menos” trasmiten los cursantes. Por eso a lo largo del curso se trata de hacerlos entender, que “capaz que hoy cobras 5 pesos menos de propina; pero mañana estás trabajando”.

Con el simulador de manejo, que es un entrenador para conductores, se testea lo que ellos hacen en la vía pública y se los pone a prueba de diferentes situaciones imprevistas a las que se pueden enfrentar.

Si bien antes del inicio de este proceso, las expectativas señalaban que se podía encontrar cierta resistencia, dados mitos y prejuicios que trasvasan a este sector, “la devolución, tanto en lo teórico como en lo práctico, fue excelente., Entendieron lo que estamos planteando. Las preguntas al final del teórico fueron más de las esperadas; y en la práctica ellos pudieron evaluar  y reconocieron que a lo que les estamos enfrentando es a lo que viven en la vida real.”

Parece quedar meridianamente claro lo que la capacitación aporta para ese sector que tanto nos preocupa. La confrontación de la actitud al iniciar el curso y al finalizarlo, en que “intentamos llegar a la fibra, entrarles como apretándoles el corazón con la mano; ahí, más de uno de estos chicos que a veces los  podemos tildar como duros o agresivos, terminaron llorando” señaló Carlos Taddeo.