Ir al contenido

Unidad Nacional de Seguridad Vial

Presidencia de la República Oriental del Urguay
InicioNoticiasEditoriales AnterioresEditorial_SNSV_octubre2013
10/3/13

OCT 2013 :: VI Semana Nacional de la Seguridad Vial

La importancia de los acuerdos y consensos.

Desde los inicios, hace seis años, de nuestras actividades en Unasev consideramos de trascendental importancia el desarrollo de acciones coordinadas y con amplia participación de todos aquellos vinculados a la temática, desde el Gobierno Nacional a los Departamentales, pasando por las instituciones públicas y privadas, organizaciones no gubernamentales, fundaciones, la sociedad civil, organizaciones sindicales, las víctimas y sus familiares, las Unidades Locales y Departamentales de Seguridad Vial.

Lograr los consensos necesarios, introducir el nuevo idioma del tránsito y sus consecuencias en términos de lesionados y fallecidos, las nuevas normas y leyes, la incorporación del rol activo de diversas Instituciones y Poderes del Estado, no ha sido una tarea fácil.

Estamos en plena construcción de un país donde los valores de convivencia social tienen como eje central al ciudadano, introduciendo aspectos que no siempre fueron vislumbrados con ese contenido y proyección.
Entender el tránsito y la movilidad como un bien social, de preservación de la salud e integridad de nuestros compatriotas, no había tenido hasta estos años esa visión de un problema que nos compromete a todos con ese interés central de vivir cada vez mejor fomentando conductas solidarias, respetuosas de los derechos de todos.

Una construcción de valores que no es sencilla, en un tema tan complejo y cargado de mitos y creencias populares surgidas muchas veces del desconocimiento y tratamiento inadecuado a este problema social que tanto afecta a nuestra comunidad.

La Semana Nacional es una oportunidad para evaluar lo actuado, establecer nuestras fortalezas y debilidades, proyectar acciones que nos permitan seguir actuando a nivel nacional combatiendo este flagelo.

Y el único camino posible para avanzar en estas metas es el trabajo conjunto e integrado de todos y fundamentalmente con la población.

Pero, para que ello suceda es necesario construir también un idioma común, un mensaje unificado hacia nuestros ciudadanos, un mensaje transparente de las intenciones del Gobierno Nacional y Departamentales actuando en conjunto con la mira puesta en la protección de la vida.

Es para todos un enorme desafío, una construcción permanente, un camino plagado de obstáculos y dificultades, pero lo principal es no dejarse aplastar por ellos, superarlos con la convicción de nuestras ideas y verdades.

Mucho hemos aprendido durante estos años, en el acierto y en el error, analizando nuestras realidades y adaptando las estrategias al momento que vive nuestro país en materia de Políticas de Estado en Seguridad Vial.

Venimos construyendo esas Políticas con Leyes aprobadas por la unanimidad de Legisladores de todo el país. Este es un cambio de trascendental importancia que hace a ese idioma común de todas las fuerzas político partidarias dirigidas a nuestra población. Pero para que verdaderamente se transforme en Política de Estado es necesario garantizar la continuidad de estas estrategias más allá de resultados electorales.

Como dice nuestro Presidente, “si no cambias vos, no cambia nada”. De eso se trata, proteger y protegernos entre todos.